Bienvenido!!! Inscríbete a nuestro Foro, que por supuesto también es tuyo y podrás de disfrutar de muchas fotografias y vídeos de Odollo, compartir con familiares y amigos y mucho más . Unete a esta comunidad!

La pizarra como medio de vida.

Ir abajo

La pizarra como medio de vida.

Mensaje por Admin el Mar Nov 25, 2008 8:59 pm

Por lo que tengo entendido en el pueblo los que viven allí trabajan en la cantera de pizarra el trabajo es duro y no todos lo aguantan pero es lo único con lo que a día de hoy cuentan las familias para poder seguir viviendo en la zona de la cabrera, sus manos aun después de tanto tiempo son lo que les dá de comer, eso y la huerta que como no siempre tienen.

Para saber un poco más acerca de como es la elaboración y la estracción de la pizarrra aquí os dejo esto.


Desde la extracción del mineral hasta sus aplicaciones en la construcción, el proceso productivo de la pizarra abarca diferentes fases con medios tecnológicos, materiales y humanos completamente diferentes en cada una de ellas.
Proceso industrial.

En el proceso industrial de la pizarra cabe señalar que existen dos procesos bien diferenciados: extracción y elaboración ó transformación.

Cada uno de ellos requiere varias fases y están perfectamente delimitadas hasta el punto de que se suelen realizar en emplazamientos distintos: la cantera y la nave de elaboración.

En la cantera se realizan los trabajos destinados a la obtención del material mientras que en la nave de elaboración se produce la transformación del material. El proceso completo se divide en las siguientes fases:

1. Sondeo.
2. Perforación y desmonte.
3. Arranque del material.
4. Carga y transporte.
5. Corte.
6. Labrado.
7. Formateado.
8. Embalado y paletizado.
9. Almacenamiento y clasificación.
10. Expedición.


En esta fase se localiza el material con la maquinaria apropiada y se estudia la calidad del mismo a través de muestras. Además, se planifica como va a ser la posible extracción de dicho material según la profundidad a la que se encuentre, además de otros factores de interés.

En esta fase del proyecto se localizan de los yacimientos de material, profundidad y dirección de los mismos, así como la planificación de los trabajos requeridos en el posterior desmonte. En esta fase se determinan todos los aspectos geológicos de la explotación y se calcula el movimiento de tierras necesario así como los recursos que serán precisos para acometer las siguientes fases del proyecto.
avatar
Admin
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 36
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 14/11/2008
Edad : 43

Ver perfil de usuario http://odollo.4umer.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La pizarra como medio de vida.

Mensaje por Admin el Mar Nov 25, 2008 9:00 pm

El sondeo comprende todos los trabajos que se realizan con el fin de obtener muestras de los materiales. En el caso de la pizarra, se suelen utilizar máquinas especiales con el fin de obtener muestras cilíndricas de suelo, con el fin de determinar la calidad de las pizarras, planos de exfoliación, profundidad de las betas, materiales intermedios, estériles, etc..
El desmonte es la actividad que se realiza para retirar tierra, escombros y material inservible con el fin de dejar al descubierto la veta de mineral, en este caso la pizarra.
Esta complicada labor requiere grandes esfuerzos materiales y tecnológicos y, por lo tanto, también grandes esfuerzos económicos.


En esta fase se encuadran todos los trabajos destinados a descubrir los filones de pizarra, retirada de tierras y escombros, así como los trabajos de acondicionamiento y acceso a las zonas de trabajo.

En el sector de la pizarra, los trabajos de minería tradicionalmente se realizan a cielo abierto, aunque en la actualidad ya existen varias explotaciones subterráneas con óptimos resultados por lo que cabe esperar que el empleo de esta modalidad se extienda en los próximos años.

Uno de los principales inconvenientes de la minería a cielo abierto es la gran cantidad de movimientos de tierras necesario para descubrir la beta de pizarra por lo que se deben destinar una gran cantidad de recursos humanos y técnicos a esta labor, siendo el coste de esta operación muy elevado. Asimismo conlleva una generación de escombros y estériles que es preciso tratar de forma diferenciada por lo que supone costes y problemas añadidos.


Una vez que se dispone de la pizarra al descubierto, gracias a la operación de desmonte, hay que proceder al corte de dicho material.
Se utilizan tres técnicas en la obtención de rocas de pizarra: voladura, corte superficial y corte con hilo. El empleo de una u otra influirá en la calidad del material extraído.
Una vez descubierto el filón o beta de pizarra es preciso arrancar o cortar las rocas de pizarra. Para este fin se utilizan varias técnicas en función de la naturaleza del terreno, presupuesto del proyecto, etc. El objetivo de estos trabajos es obtener rocas de pizarra, a menudo de varias toneladas de peso. Las técnicas más empleadas para la obtención de pizarra en la cantera son las siguientes:

1. Voladura

Con esta técnica el arranque se consigue mediante el uso de explosivos en voladuras controladas. Fue muy utilizada en las últimas décadas aunque está siendo desplazada por técnicas más eficientes.

Es una técnica económica y rápida. Como principales inconvenientes cabe destacar la irregularidad de las rocas obtenidas, la baja calidad del material, los bajos ratios de aprovechamiento, el aumento del trabajo de desescombro así como el peligro potencial del uso de explosivos y otros problemas relacionados con la seguridad e higiene en el trabajo.

Uno de los principales inconvenientes de este sistema es que la pizarra sufre golpes y manipulaciones que merman la calidad de la pizarra debido a la aparición de roturas. Estas roturan reduce el aprovechamiento de la pizarra ya que no superarán los controles de calidad del proceso de elaboración.

2. Corte superficial

La pizarra se obtiene mediante el corte de la roca mediante discos diamantados, espadas, etc. habilitadas sobre máquinas móviles con el fin de realizar el trabajo en distintas localizaciones.

El material obtenido con esta técnica es de mayor calidad que en la voladura y se genera menor cantidad de escombros y estériles. Las rocas obtenidas son más regulares y adaptadas a los procesos posteriores.

Al utilizar agua como refrigerante durante el corte por rozamiento, se generan aguas residuales que es preciso regenerar. Normalmente esta agua residuales se recogen en balsas para su decantación y tratamiento.


3. Corte con hilo.

Es una de las últimas técnicas incorporadas en las canteras de pizarra y la que mejor resultados aporta en la extracción de pizarra. Básicamente consiste en cortar los bloques de pizarra mediante un hilo que incorpora "perlas" o inclusiones de diamante.

Con este método se obtienen bloques de material muy uniformes con lo que el aprovechamiento de material es muy alto y desciende la generación de estériles. El empleo de esta técnica de corte permite obtener bloque muy grandes de material, de varias toneladas de peso, que además de ser muy regular, se adapta perfectamente al resto del proceso productivo.



El uso de este sistema implica el aumento de los trabajos previos al corte así como el uso de maquinaria tecnológicamente más avanzada; asimismo el coste de mantenimiento y de consumibles es más alto que en otras técnicas.

Al igual que en la técnica anterior, se emplea agua como elemento refrigerante durante el corte por rozamiento, por lo que se producen aguas residuales que es debido almacenar y tratar adecuadamente.

La carga y transporte de la pizarra cierra el proceso de extracción de material y da paso al proceso de transformación. Las rocas son trasladadas a las plantas de elaboración para su corte y distribución.
Además del transporte de pizarra, también hay que proceder al transporte de escombros y tierras desalojadas por el desmonte.


Una vez preparadas las rocas de pizarra se deben trasladar a las naves de elaboración. Las rocas se cargan sobre camiones y se transportan a la nave de elaboración.

Las naves suelen estar situadas a varios kilómetros de las explotaciones debido a que las canteras se encuentran en zonas de difícil acceso y las naves de elaboración en zonas más practicables y con mejor acceso a las vías de comunicación.

También se encuadran en esta fase los trabajos de transporte de los escombros y estériles producidos por la explotación a las escombreras. En algunas explotaciones o durante algunas fases del desmonte se requieren más transporte de escombros que de pizarra propiamente dicha.

Con esta fase concluyen los trabajos de extracción considerándose las siguientes etapas como trabajos de elaboración.

El primer paso para la transformación de una roca de pizarra es la división de ésta en lajas de un máximo de 35 centímetros de grosor. Para ello son de máxima ayuda las características naturales de la pizarra, que permiten que esta primera división se realice con facilidad.
Después se procede al corte propiamente dicho, fase en la que se le dará a la pizarra el formato deseado.

Cuando las rocas de pizarra llegan a la nave de elaboración comienza la fase de transformación propiamente dicha. Para ello, las rocas se descargan en el suelo de la nave y se procede a su división para adaptar el tamaño de las mismas a las sierras de corte.

Como recordamos, la pizarra es un material exfoliable, es decir, se separa fácilmente siguiendo unos planos, lo que permite que de la roca original se puedan obtener lajas de un espesor máximo de 35 cm. aproximadamente, que es el espesor máximo que permiten las sierras de corte de pizarra dependiendo del diámetro del disco utilizado. Para producir estas láminas se emplean normalmente martillos neumáticos, cuñas e incluso maquinas automotrices equipadas con martillos neumáticos para realizar esta operación.

Cuando se ha conseguido convertir la roca original en placas del espesor adecuado se pasa a la fase de corte. Para ellos se emplean diversas técnicas aunque la más extendida es utilizar sierra de corte con disco diamantado. La tecnología y prestaciones de estas sierras dependen de los recursos económicos de la explotación pero se suelen encontrar dos tipos de sierras de corte de pizarra: tipo puente y tipo L ó T.

La misión de esta etapa del proceso es convertir la placa de pizarra en bloques aptos para la siguiente fase del proceso. Para ello se deben cortar en paralelepípedos más o menos regulares y con sus dimensiones cercanas al formato final deseado. Normalmente se procede a un primer corte en sentido longitudinal para obtener "tiras" de pizarra que se completan con cortes perpendiculares al anterior para conformar los bloques deseados. Es por ello que la disposición de los discos de corte en las sierras determina enormemente el rendimiento de esta fase del proceso como vemos a continuación.

Tipo puente. Estas sierras disponen de un solo puente que actúa como estructura sobre el cual se mueve un cabezal que básicamente está dotado con un disco de corte diamantado con su correspondiente motor accionador. La movilidad del cabezal se reduce a un solo eje por lo que para completar el proceso de corte es preciso girar el material sobre una mesa rotatoria que es la que soporta la piedra durante el proceso de corte.

Tipo L ó T. Para solucionar el inconveniente de tener que realizar el corte con un solo disco, estas sierras presentan dos (L) o tres (T) discos de corte que pueden trabajar simultáneamente, por lo que la velocidad de procesamiento aumenta considerablemente. En estas sierras el primer disco se encarga de producir las tiras mientras que los demás se encargan de trocear las tiras en bloques con las dimensiones adecuadas. Los discos secundarios están colocados perpendicularmente al principal o primario y la piedra se desplaza mediante mesas motorizadas entre las zonas de corte.

Una vez producidos los bloques de pizarra se trasladan a la zona de labrado, ya sea mediante mesas de rodillos motorizados o con otros medios.

Operación artesanal que consiste en la obtención de finas láminas de pizarra, de apenas milímetros de espesor. Para ello se usan herramientas tan básicas como el martillo y el cincel, sin olvidar la destreza del operario que las maneja.

El labrado es la operación en la que se obtienen lajas o finas láminas de pizarra a partir de los bloques. Es una operación manual en la cual el operario ("labrador") produce lajas de unos milímetros de espesor aprovechando los planos de exfoliación de la pizarra con ayuda de cuñas y martillo. Presentando las cuñas a favor del plano de exfoliación y golpeando con el martillo se pueden obtener estas finas láminas, consistentes y rígidas que se convierten en las pizarras finales.

Esta operación es evidentemente manual y depende totalmente de la destreza, entrenamiento, y experiencia del labrador. El resultado final del producto obtenido depende en gran medida de la habilidad del operario así como de la calidad y naturaleza de la pizarra.

Proceso a través del cual las láminas de pizarra son transformadas en los formatos comerciales. Los formatos más comunes son rectangular, redondeado, ojival, rombo y medialuna. Para obtener estos aspectos se emplean diferentes máquinas: tijeras, troqueladoras, cortadoras semiautomáticas y punzonadoras.
Una vez obtenidas las láminas se deben adaptar a los formatos comerciales. Debido a la gran variedad de formas y dimensiones se emplean diversas técnicas y máquinas en función de los formatos finales requeridos.
avatar
Admin
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 36
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 14/11/2008
Edad : 43

Ver perfil de usuario http://odollo.4umer.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La pizarra como medio de vida.

Mensaje por Admin el Mar Nov 25, 2008 9:00 pm

Los formatos habituales son: rectangular, redondeada, ojival, rombo, y medialuna, habiendo un programa de dimensiones completo para cada formato.

Como comentaba, existe una gran variedad de máquinas para realizar esta tarea. Es aquí donde nos encontramos con una serie de maquinaria específicamente diseñada para este fin ya que en las fases anteriores encontramos coincidencias con otros sectores dedicados a la extracción y elaboración de piedra natural.

Entre los tipos de máquinas utilizadas para la elaboración de pizarras que podemos encontrar podemos enumerar las siguientes: tijeras, troqueladoras, cortadoras semiautomáticas y punzonadoras adaptadas a cada uno de los formatos comerciales disponibles.


- Las tijeras son máquinas dotadas de una cuchilla que permite realizar un corte longitudinal a la pizarra. Realizando varios cortes se consigue recortar una laja de pizarra a la medida deseada.




- Las troqueladoras son máquinas en las que se ha adaptado un troquel con la forma y medida de la pizarra deseada. Normalmente, estas máquinas son semiautomáticas por lo que el tiempo y el esfuerzo requerido para realizar el trabajo se reduce considerablemente. Con este tipo de máquinas se pueden realizar pizarras con formas complejas en un solo ciclo de trabajo. En algunas ocasiones, cuando el modelo lo requiere, se incorporan cilindros neumáticos para realizar perforaciones en la pizarra.


- Las cortadoras semiautomáticas son capaces de producir varios miles de piezas diarias ya que están dotadas con discos de cortes y que realizan un ciclo continuo. Normalmente, estas máquinas se utilizan para elaborar pizarras con forma rectangular.

- Las punzonadoras son máquinas electro neumáticas que presentan varios cilindros neumáticos dotados con un punzón y cuya finalidad es realizar perforaciones en las pizarras.

Todas ellas tienen como función recortar las láminas producidas en el labrado para dimensionarlas conforme al catálogo dispuesto.

Para recortar las pizarras se pueden emplear cuchillas o discos de corte en función de la velocidad de procesamiento y la tecnología de la maquinaria. También existen casos en los cuales no se pueden aplicar los discos de corte debido a la forma del formato (pe. shuppen) por lo que se emplean troqueles con la forma deseada .

Una vez obtenida la pizarra en el formato deseado, hay que proceder a su almacenamiento clasificado para su posterior distribución.
El material se almacena en palees en una zona destinada a tal uso denominada plaza, en la que se intentan mantener las condiciones idóneas para la conservación del material.

Una vez preparados los palees se trasladan a la zona de almacenamiento. Una vez allí se clasifican en función del formato, tamaño y calidad. En esta fase del proceso se procede a su etiquetado conforme a las características de la partida y las dimensiones del lote.


En la zona de almacenamiento, a menudo denominada "plaza", se toman todas las medidas necesarias para evitar las condiciones que puedan deteriorar los palees y garantizan un perfecto estado de conservación en espera de su expedición.

El traslado de la pizarra desde la zona de almacenamiento hasta el lugar donde va a ser empleada se realiza en diferentes medios de transporte. El más empleado es el transporte por carretera, sobre todo si el destino final de los palees es la Unión Europea. También se transporta pizarra en barco y en ferrocarril, en caso de destinos, por ejemplo, transoceánicos.


Normalmente, los palees se trasladan en camiones desde la zona de almacenamiento hasta el destino final. Teniendo en cuenta el destino de la mayoría de la pizarra producida (una enorme cantidad se destina a la exportación) llama la atención que gran parte de ese transporte se realice por carretera, sobre todo cuando el destino de la mercancía se encuadra dentro de los límites de la UE.

Otro medio de transporte utilizado es el marítimo, sobre todo cuando se trata de destino transoceánicos, por lo que se realiza el transporte desde las zonas productoras hasta los puertos marítimos en camión para ser después reexpedidos en barco a su destino final.

Análogamente también se transporta en ferrocarril, aunque en menor medida, en cualquier caso su principal medio de transporte sigue siendo por carretera ya que el desplazamiento hasta la expedición en ferrocarril también se realiza por carretera.

De todas formas, el paletizado se ha convertido en el medio idóneo para garantizar un transporte seguro y cómodo sin perjuicio de la calidad y estado de la pizarra en su travesía por todo el mundo.
avatar
Admin
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 36
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 14/11/2008
Edad : 43

Ver perfil de usuario http://odollo.4umer.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La pizarra como medio de vida.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.